13 Dic Gamificación: jugar para motivar y mejorar los equipos de trabajo

Una de las primeras cosas que aprendemos es a jugar. Pero con el paso de los años y las exigencias de la vida moderna, olvidamos como adultos los momentos de entretención. En un ambiente empresarial, donde existen diversas tareas poco atractivas, el acto de jugar puede ser esencial a la hora de resolver problemas. La gamificación es un término que ha nacido en este nuevo siglo y se ha adaptado a sus propias necesidades. Este término anglosajón consiste en aplicar dinámicas lúdicas y técnicas de juegos que ayuden a resolver situaciones particulares de manera más práctica.

La gamificación ha estado ligada a facilitar el aprendizaje de niños y jóvenes, pero este no es sólo el arco en el que vive, también puede ser un gran aliado en la formación de los trabajadores. En entornos de empresa, el jugar se ha relacionado con potenciar la motivación, concentración, la fidelización de los trabajadores y la resolución de problemas a nivel personal y grupal.

La gamificación necesita procesos

Es importante reconocer la viabilidad del juego, definir los objetivos de cada dinámica, y detectar previamente si existe motivación por parte del grupo para realizar el juego. Una vez se tengan estos criterios claros, de debe implementar con contenidos de enseñanza y finalmente evaluar si el juego estuvo a la altura de los objetivos.

Jugando se aprende

Implementar el juego durante el proceso de capacitación ayuda a motivar e impulsar más aún una sensación de aprendizaje a través de la práctica.

Usas mecánicas clásicas

El uso de puntos, insignias, recompensas, niveles a obtener o retos, son técnicas de juego de toda la vida, que se pueden incluir para darle valor a cada dinámica.

Jugando unes al equipo

La cohesión de un grupo o de equipos de trabajo es esencial para obtener resultados amigables y coherentes. El ambiente laboral, si no es bien trabajado, puede traer muchos dolores de cabeza.

Jugando entregas incentivo

Se genera un espíritu sano de competencia, se insta a conseguir un status y alcanzar metas.

Es un buen momento para dirigir el engagement

Antes, durante y después de las dinámicas es posible obtener un feedback a través del diálogo, para así conocer otras perspectivas de los trabajadores. También establecemos metas alcanzables que logren satisfacción por parte del jugador. La narrativa también debe ser persuasiva, de manera que cree el ambiente ideal para que el juego se realice con éxito.

Entregas doble reconocimiento

El colaborador obtiene un reconocimiento por parte del grupo y sus superiores.
En los diferentes espacios de the baSEment nos adaptamos para realizar esta poderosa herramienta, dirigida a áreas o equipos de trabajo que necesiten una inyección de motivación y resolver problemas de manera ágil y divertida.